Suegra durmiendo

Una mujer que ve que su casa se está incendiando le grita a su marido:
-¡Auxilio! ¡Socorro, amor, que llamen a los bomberos! ¡Se quema nuestra casa!
Sin inmutarse, el esposo le responde, llevándose el dedo índice a los labios:
-¡Shhhh! ¡Silencio, mi amor, no hagas ruido que vas a despertar a tu madre!