Problemas económicos,hasta en el infierno

Este era un señor muy humilde que se había cansado de la vida y entonces desesperada mente decidió venderle el alma al diablo, un día se fue a una montaña muy alta y empezó a gritar:

¡DIABLO TE VENDO MI ALMA!

Pero de nuevo no pasó absolutamente nada, entonces se fue a la casa de un amigo y le dijo:

Amigo, ¿cómo hago para que el diablo me compre mi alma?, entonces este le dijo:

Pues anda de nuevo a la montaña y grita muy fuerte y este se fue y dijo:

¡DIABLO TE VENDO MI ALMA!

Entonces se oyó un fuerte temblor y de repente salió un diablo pequeño y dijo:

¡MANDO A DECIR MI PAPÁ QUE SI SE LE FÍA POR AHORA PORQUE NO TIENE DINERO!

face-devil-grin.png