Perro inteligente

Un carnicero estaba a punto de cerrar su negocio cuando vio entrar un perro.

Trató de espantarlo, pero el perro volvió. Nuevamente intentó espantarlo, pero entonces se dio cuenta De que el animal traía un sobre en el hocico. Curioso, el carnicero abrió el sobre y en su interior encontró un billete de 500 pesos y una nota que decía:

¿Podría mandarme con el perro 1 kg de carne molida de res y 1/2 kg de pierna de cerdo?

tomo el dinero, colocó la carne molida y la pierna de cerdo En la bolsa pero olvidó el cambio. El perro empezó a gruñir y a mostrarle los colmillos. Al darse cuenta de su error, el carnicero puso el cambio del billete en la bolsa; el perro se calmó, cogió la bolsa en el hocico y salio del establecimiento.

El carnicero, impresionado, decidió seguir al can y cerró a toda prisa su negocio. El animal bajó por la calle hasta el primer semáforo, donde se sentó en la acera y aguardó con la bolsa en el hocico a que la luz se pusiera en verde para poder cruzar.
Seguir leyendo Perro inteligente

Clasificación: niños

Estaban dos niños cada uno con un trompo y uno le dice al otro:
A ver, baila el trompo.
Y el otro le contesta:
No sabo.
El otro le dice:
No se dice “no sabo” se dice “no sepo”.
En ese momento una señora estaba escuchando la conversación de los niños y les dice:
No se dice ni no sabo ni no sepo.
Los niños le preguntan:
Entonces, ¿Cómo se dice?
La señora les contesta:
No sé.
Y los niños le dicen:
Entonces, por qué se mete en lo que no le importa.

Clasificación: Matrimonios

Había una pareja de mediana edad que tenían dos hermosas hijas adolescentes.
La pareja decide intentar una última vez por el hijo varón que siempre quisieron.
Después de intentarlo por meses la esposa finalmente quedó embarazada y dio a luz un saludable varoncito 9 meses más tarde
El jubiloso padre corrió a la clínica a conocer a su nuevo hijo.

Al mirarlo se horrorizó ya que el niño era el bebe más feo que había visto en su vida.

Fue a ver a su esposa y le dijo que no había manera de que
el fuera el padre de ese niño
Mira las 2 hermosas hijas que hice anteriormente, luego la miró desconfiado y le preguntó

¿me has engañado?

La esposa sonrió dulcemente y le dijo:
esta vez no mi amor .

Clasificación: campesinos

Un día un granjero cruza por su plantación con una cubeta a recoger
algunas frutas, al llegar al río ve dos chicas bañándose totalmente
desnudas.

 Ellas al verlo se meten en el agua hasta el cuello y le
dicen:
– No vamos a salir hasta que usted no se vaya.
– No vine a verlas a ustedes, – responde el granjero levantando la cubeta

-. Solo vine a darles de comer a los cocodrilos

tongue.png  
 

Clasificación: Viejitos

Una viejita estaba caminando por la calle, arrastrando dos grandes bolsas plásticas de basura, una en cada mano.

Una de las bolsas tenia un hueco y de vez en cuando un billete de 20 pesos salía de la bolsa y caía en la vereda.

Viendo esto, un policía la para y le dice:

– Señora, hay billetes de 20 pesos saliéndose de esa bolsa.

– Caramba dice la viejita, “Tengo que volverme para recoger los billetes, gracias por avisarme”.

– Un momentito, dice el policía… no tan rápido. ¿De dónde sacó usted todo ese dinero? ¿Se lo ha robado?

– Oh no, dice la viejita, el terreno de atrás de mi casa, da para el
estacionamiento del estadio de fútbol, y cada vez que hay un partido y
los hinchas/aficionados quieren orinar, antes de entrar o salir del estadio, ellos
se paran enfrente de los arbustos que dan para mi casa, y orinan en mis
flores que acabo de sembrar

Entonces, yo me paro detrás de los arbustos con unas tijeras bien
grandes, y cada vez que alguien se pone en los arbustos para orinar, yo
le digo:
¡Deme 20 pesos o se lo corto!

Dice el policía,-¡”oiga no está mala la idea” Buena suerte!

Y dígame, ¿ qué hay en la otra bolsa?

– Bueno, dice la viejita, ¡¡No todos pagan!!

face-devil-grin.png  

Clasificación: Borrachos

Llega un campesino a un bar con una radio bajo el brazo ofreciéndola en venta.

En una mesa cercana hay varios citadinos quienes al verlo humilde se proponen quitarle la radio sin pagarle un centavo.

 Uno de los citadinos le comenta a los otros:
Les aseguro que con unas cervezas encima, ese campesino terminará rebajando el costo de la radio hasta casi nada.

Por lo que lo invitan a sentarse con ellos.

 Entonces, pregunta el citadino:
¿En cuánto nos vendes tu radio?
En 30 dólares, responde de manera ingenua.
Okay, dice el citadino, vamos a tomarnos unas cervezas y luego hablamos.
Al cabo de un rato ya se han tomado varias cervezas cada uno y el citadino vuelve a preguntar:
Y entonces, ¿En cuánto la vendes?
Bueno, deme 10 dólares, responde el campesino.

 Me parece mejor, dice el citadino.
¡Vamos, te invito a otras cervezas!
Luego de un buen rato le pregunta nuevamente al campesino,
Y ahora, ¿En cuánto me la vendes?

Deme 5 dólares para poder irme a mi casa.
El citadino, viendo la posibilidad de quedarse con la radio, decide continuar con la ronda de cervezas y luego de otro buen rato insiste:
Y ahora campesino, ¿En cuánto me lo vendes?
A lo que el campesino responde:
Le voy a decir la verdad, yo quería vender la radio para beber cerveza pero, como ya estoy borracho he decidido no venderla e irme ya a mi casa.

tongue.png  

13 mandamientos del que no hace nada

1. Se nace cansado y se vive para descansar.
2. Ama a tu cama como a ti mismo.
3. Descansa de ida y para que puedas dormir de noche.
4. Si ves que alguien descansa, ¡Ayúdalo!
5. El trabajo es cansancio.
6. No hagas hoy lo que puedas hacer mañana.
7. Haz lo menos que puedas y deja que lo hagan otros.
8. De mucho descansar nadie se murió.
9. Si quieres trabajar, siéntate, y espera a que se te pase.
10. Si el trabajo es salud, ¡Viva la enfermedad!
11. Otros mandamientos.
12. El trabajo es sagrado, no lo toques.
13. Nunca nadie ha muerto por descansar demasiado.