Costillas en salsa verde

Ingredientes:

  • costillas de puerco: 1 kg
  • cebolla: 1/2
  • agua: 1/2 litro
  • laurel: 1 hoja
  • tomatillo: 1/2 kg
  • chile serrano: 1
  • ajo: 1 diente
  • aceite: 1 cucharada
  • cilantro: 1 cucharada
  • carbonato: 1 pizca
  • sal al gusto
  • pimienta negra al gusto

Cómo se prepara Costillas en Salsa Verde: Cocer las costillas en el agua con el laurel, la cebolla, pimienta y sal. Aparte cocer los tomatillos y el chile.

Licuarlos con ajo y cilantro. En una cacerola se pone el aceite y la pizca de carbonato. Agregar lo licuado e incorporar las costillas, sal y pimienta al gusto

Cocinar 10 minutos.

Marineros

Después de una larga travesía, dos marineros llegan al puerto y lo primero que hacen es dirigirse al bar a tomarse unos tragos. Al rato de estar, el dueño del bar dice:

“Ahora damos inicio al show… ¡$2,000 pesos al que haga llorar al Gran Elefante!”

Pasan varios y los intentos son en vano. Entonces un marinero le dice al otro: “Esos $2,000 pesos son míos.”

Sale el marino a la calle, busca dos hermosas piedras y regresa donde el Gran Elefante y se le pone de frente enseñándoselas… se va detrás del Elefante y le pega en la entrepierna como si estuviera con platillos… resultado, El Gran Elefante era un mar de llanto… el escándalo, el dueño afligido… “Qué barbaridad, me lisiaste a mi Elefante, toma y no regreses…

Al cabo de varios años, regresa el mismo marino al mismo puerto y se dirige al bar, entra y está el mismo show del Gran Elefante… Da inicio y dice el dueño: “$4,000 al que haga decir al Gran Elefante primero sí y después no.”

Entonces nuestro marinero dice: “Esos $4,000 son míos…” Pero apenas se levanta, el dueño lo encara y le dice que él no por qué la última vez le ocasionó mucho daño al Elefante.

“No se preocupe, no le haré ningún daño.”

Sale a la calle, recoge dos hermosas piedras, una en cada mano, se pone enfrente del Gran Elefante y le dice:

“Elefantito… ¿Te acuerdas de mí?…”  y el Elefante asustado levanta el moco y sacude la cabeza indicando “Sí.”

“¿Quieres que te lo vuelva a hacer?”  y el Elefante sacude la cabeza: “¡NOOO!”.

face-wink.png tongue.png

Establecer caducidad a la contraseña en Gnu/Linux

Buscando entre los comandos que mas o menos recordaba, buscaba alguno que me ayudara a fijar una fecha limite, para que el sistema solicitara el cambio de contraseña cada X tiempo.

La cuestión era, que solicitara el cambio de contraseña (con la posibilidad de avisar unos días antes) o establecer una fecha de caducidad (vigencia) a la contraseña.

Encontré que con el comando usermod, se puede hacer algo que yo necesito.

De igual manera buscando por Internet, encontré otro comando chage, que también sirve para solucionar el detalle pendiente.

Principalmente el último comando que menciono, cumple con mis expectativas.

Enlaces…

http://andalinux.wordpress.com/2008/10/13/obligar-el-cambio-de-contrasena-en-ubuntu-linux/

http://rm-rf.es/comando-chage-tiempo-de-vida-de-claves-y-usuarios-en-gnulinux/ 

 

Golf y Adultos mayores

“Hola, cariño, ¿cómo te fue en el golf?”, – preguntó Estela a su esposo Pedro. –

“Bien, estaba dando buenos golpes, pero mi vista está tan mal que no veía a donde iba la bola”.

“Claro, si tienes 75 años, qué esperabas, ¿por qué no llevas a mi hermano Santiago contigo?”

“¡Pero si el tiene 85 y ya no juega golf!”

“Pero su vista sigue perfecta, él puede ver a donde va la bola y decirte”.

Al día siguiente, Pedro estaba jugando y Santiago miraba a su lado.

Pedro golpeó con fuerza y la bola salió disparada un buen tramo.

“¿La viste?”, preguntó Pedro.

“Sí”, respondio Santiago.

“Bueno, ¿y dónde cayó?”, preguntó Pedro, esforzando la vista sin alcanzar a ver nada.

“Ya no me acuerdo…”

face-smile-big.png

Salsa picante

Ingredientes:

  •  4 tomates de tamaño mediano.
  • 1 jalapeño.
  • 1 rama de cilantro.
  • Sal al gusto.

Preparación:

Pon el comal a fuego medio. Asa los tomates y el jalapeño hasta que la piel de ambos se queme al grado de quedar cenizas. Debes estar pendiente de que la cocción no consuma toda la piel ni toda la carne de los tomates y el jalapeño. Coloca todo en la licuadora, incluyendo las cenizas recogidas del comal. Añade la sal, el cilantro y licua.

Dip de ostiones ahumados

Categoría Principal:  Antojitos y Botanas

Nivel de dificultad: fácil

Número de porciones: 4

Tiempo de preparación: menos de 30 minutos

Ingredientes:

  • Ostiones: 1 lata, ahumada
  • Queso crema: 190 g
  • Caldo de pollo: 1/4 cucharadita
  • Galletas Saladas: 1 caja

Cómo se prepara Dip de Ostiones Ahumados:  Se muelen los ostiones y se revuelven con el queso. Agregar un poquito del aceite de los ostiones y el caldo de pollo. Mezclar y adornar con unos ostiones enteros. Servir con galletas saladas.

Tres chistes cortos

¡Mamá!, ¡Mamá!, en el colegio me dicen:

“Jabón en polvo”

No te preocupes, Ariel

face-wink.png tongue.png

********

Entra un nuevo profe al curso y se presenta:

Buenos días, mi nombre es Largo.

Dice Juanito:

No importa, tenemos tiempo.

**********

Jaimito le pregunta a la maestra:

Maestra, ¿Usted me castigaría por algo

que yo no hice?  Claro que no…

¡Ahhh!, pues qué bueno, porque yo no hice

mi tarea.

Pozole blanco

Ingredientes:

  • 1 kilo de maíz preparado para pozole
  • 1 cabeza de ajo
  • 1 ramillete de hierbas de olor (opcional)
  • 3 kilos de carne de cerdo mixta de cabeza, maciza y patas

Para guarnición:

  •  3 limones rebanados
  • 3 cucharadas de cebolla finamente picada
  • 2 cucharadas de orégano triturado
  • 2 cuhcaradas de chile piquín en polvo
  • sal gruesa

Preparación:

El maíz bien lavado se pone a cocer en 4 litros de agua con la cabeza de ajo machacada y el ramillete de hierbas. La carne se corta en trozos regurales.

Cuando el maíz reviente como flor y haga espuma se agrega la carne, se pone un poco de sal, se baja el fuego y se deja cocer hasta que la carne esté tierna. Se sirve en tazones. La cebolla, chile, orégano y limones se ponen en los platitos y cada comensal se sirve a su gusto.

Accidente de Tránsito

Un día un paletero iba caminando por una vía principal en la ciudad a eso de la 6:00 de la tarde.

A la vez, un motociclista de entrega de pizza iba apurado porque se le acababa la media hora de entrega.

Iba esquivando los carros y metiéndose por donde veía un espacio.

En una de esas se le tira el paletero enfrente y lo choca ¡Pumm!

El pobre repartidor de pizza empezó a gritar “Ay ¡maté al paletero! no puede ser”.

Señor paletero ¿dígame lo que tiene? para decirle a la ambulancia, por favor ¿dígame lo que tiene?.

En eso, el paletero abrió los ojos y empezó a murmurar: “Coco, …Limón, …Maracurá…”

face-wink.png tongue.png