Archivo de la etiqueta: bar

Borracho y hermanos

Llega un señor a un bar y le dice al bartender:

“Por favor deme tres tequilas”

 El bartender mira atrás del hombre y ve que no hay más nadie,

le da los tres tequilas y el hombre se los bebe, paga y se va.

 Al otro día el hombre llega al bar y pide nuevamente tres tragos,

se los toma y se va.

 Al día siguiente llega y pide nuevamente tres tragos y el bartender le pregunta:

“Caballero ¿por qué usted siempre compra tres tragos si usted es solo?”

 Y el caballero responde:

“Lo que pasa es que yo bebo por mí y por dos hermanos míos que están fuera del país”.

 El bartender le da los tragos, el hombre los toma y se va.

 Al día siguiente el hombre llega al bar pero esta vez pide dos tragos y dice el bartender:

“Ah, ¿no me diga que murió uno de sus hermanos?”

 Y el hombre responde:

“No, lo que sucede es que dejé la bebida…”

 tongue.png

Clasificación: Borrachos

Llega un campesino a un bar con una radio bajo el brazo ofreciéndola en venta.

En una mesa cercana hay varios citadinos quienes al verlo humilde se proponen quitarle la radio sin pagarle un centavo.

 Uno de los citadinos le comenta a los otros:
Les aseguro que con unas cervezas encima, ese campesino terminará rebajando el costo de la radio hasta casi nada.

Por lo que lo invitan a sentarse con ellos.

 Entonces, pregunta el citadino:
¿En cuánto nos vendes tu radio?
En 30 dólares, responde de manera ingenua.
Okay, dice el citadino, vamos a tomarnos unas cervezas y luego hablamos.
Al cabo de un rato ya se han tomado varias cervezas cada uno y el citadino vuelve a preguntar:
Y entonces, ¿En cuánto la vendes?
Bueno, deme 10 dólares, responde el campesino.

 Me parece mejor, dice el citadino.
¡Vamos, te invito a otras cervezas!
Luego de un buen rato le pregunta nuevamente al campesino,
Y ahora, ¿En cuánto me la vendes?

Deme 5 dólares para poder irme a mi casa.
El citadino, viendo la posibilidad de quedarse con la radio, decide continuar con la ronda de cervezas y luego de otro buen rato insiste:
Y ahora campesino, ¿En cuánto me lo vendes?
A lo que el campesino responde:
Le voy a decir la verdad, yo quería vender la radio para beber cerveza pero, como ya estoy borracho he decidido no venderla e irme ya a mi casa.

tongue.png  

Clasificación: superman

Estaba un señor en una cantina tomando muy feliz cuando en eso se le acerca un ebrio y le dice balbuceando:
Le apuesto 100 pesos a que puedo golpearme la cabeza con una cerveza de vidrio sin que me pase nada.
El hombre intrigado aceptó la apuesta y se sorprendió al ver al ebrio cumplir la apuesta sin siquiera hacer algún gesto de dolor.

Luego le dijo el ebrio otra vez:
Le apuesto 200 pesos a que puedo saltar por la ventana sin que me pase nada.
El señor aceptó y vio al hombre saltar por la ventana y regresar intacto a la barra de la cantina.

El hombre pagó las apuestas y se disponía a seguir apostando con el ebrio cuando el cantinero los interrumpió y le dijo al señor:
Ya no le hagas caso a superman, ¡Siempre que se pone borracho y se le acaba el dinero le da por apostar!

face-smile-big.png